¿Cómo hacer un curriculum vitae sin experiencia? Nuestros consejos para un CV perfecto

¿Acabas de terminar tus estudios y quieres incorporarte al mercado laboral?, ¿te asusta el hecho de no tener experiencia y no encontrar trabajo?, ¿no sabes cómo redactar un CV sin tener experiencia laboral? No te preocupes. Aunque la experiencia es un apartado importante de todo CV, no es imprescindible para encontrar trabajo, puesto que los reclutadores también tienen en cuenta otros aspectos, como la aptitud y las habilidades del candidato, para ofrecerles un puesto de trabajo. Pero para eso es necesario que sepas redactar un CV eficaz, que sea claro, conciso, bien estructurado y que resalte tus mejores cualidades. En CVmaker te enseñamos cómo redactar un CV sin experiencia. Además, te ofrecemos la plantilla y modelo de CV sin experiencia, para que te resulte más fácil crear tu CV y encontrar trabajo.

Crear tu CV

Cómo hacer un buen CV sin tener experiencia laboral

Tanto si has terminado tu formación académica, como si careces de estudios, como en el caso de que hayas trabajado sin contrato, es posible que no sepas por dónde empezar a la hora de redactar tu CV para enviarlo a las empresas y encontrar empleo. Piensa que todos han estado en esta misma situación antes de incorporarse al mercado laboral, por lo que carecer de experiencia no es obstáculo para encontrar trabajo.

El primer paso en toda demanda de empleo en la presentación de tu CV a la empresa. Piensa que vas a competir con muchos candidatos y que es posible que muchos de ellos ya tengan experiencia, por lo que debes esforzarte al máximo en la redacción de tu CV, no dejar ningún detalle a la improvisación y realzar al máximo tu formación y tus habilidades. Hay muchas empresas que prefieren contratar gente joven porque saben que los jóvenes ponen el máximo empeño en aprender y en desarrollar bien un nuevo trabajo o profesión. Y aquí es dónde puedes tener más oportunidades. Pero para que tu CV resulte atractivo al reclutador ha de estar redactado a la perfección y ha de saber transmitir todo lo que puedes ofrecer a la empresa, de forma que te haga destacar por encima del resto de los candidatos y consigas pasar a la siguiente fase, la de la entrevista de trabajo.

Consejos de CVmaker para hacer un CV sin experiencia laboral

El consejo más importante es que adaptes tu CV al puesto de trabajo concreto para el que te presentas. Uno de los errores habituales a la hora de hacer un CV consiste en redactar un solo modelo y entregarlo en todas las ofertas de empleo. En ese caso, el CV es impersonal y difícilmente puede llamar la atención del reclutador. Al carecer de experiencia tienes que esforzarte un poco más. Investiga un poco a la empresa a la que te vas a presentar como candidato, su actividad, volumen de negocio, filosofía empresarial, etc. Además, es muy importante que te fijes muy bien en la descripción de la oferta de empleo y en las funciones que la empresa asigna al puesto de trabajo al que optas. Con esta información, redacta tu CV adaptándolo a la empresa y al puesto de trabajo, resaltando todo lo que puedes ofrecer en función de tu formación y de tus habilidades personales.

Destaca en tu CV tanto tus habilidades duras (hard skills), como tus habilidades blandas (soft skills). Las habilidades duras son los conocimientos técnicos que has adquirido mediante tu formación académica o las prácticas que has realizado en el sector, así como las actividades extracurriculares, proyectos escolares o universitarios, publicaciones o ensayos. También forman parte de las habilidades duras el dominio de idiomas, el manejo de ordenadores y programas informáticos, manejo de maquinaria concreta, etc. Por su parte, las habilidades blandas están relacionadas con tu personalidad, tus relaciones interpersonales. Por ejemplo: capacidad de liderazgo, habilidades de comunicación, habilidades sociales y de interacción con los demás, capacidad de trabajo en equipo, actitud positiva, motivación, persuasión, saber trabajar bajo presión, intereses, etc.

Cada vez es más frecuente que los reclutadores tengan en cuenta las habilidades blandas de los candidatos, dado que la formación puede adquirirse en cualquier momento, pero las habilidades personales no se aprenden. Por lo tanto, analiza cuáles son tus puntos fuertes y hazlas constar en tu CV. Aunque no lo creas, si tus dotes personales se adaptan a la función que requiere el puesto de trabajo, tendrás muchas posibilidades de conseguirlo (Por ejemplo si eres sociable, tienes dotes de persuasión y habilidad para comunicarte es muy fácil que encuentres un puesto de comercial en una empresa aunque no tengas experiencia).

Intenta mantenerte informado sobre las últimas novedades del sector del trabajo que te interesa y refleja esos conocimientos en tu CV.

Acompaña siempre al CV una carta de presentación, debidamente motivada, explicando qué puedes aportar a la empresa y el motivo por el que quieres ese puesto de trabajo.

Dado que careces de experiencia es importante que, además de la carta de presentación, acompañes también algunas cartas de referencia o de recomendación laboral. Puedes pedir la carta de referencia a algún profesor o a la empresa en la que, en su caso, hayas hecho prácticas. Mediante esta carta, el reclutador sabrás que eres adecuado al puesto de trabajo que solicitas y, en todo caso, te hará destacar por encima de otros candidatos cuyo CV no sea tan completo.

Un aspecto fundamental en un CV sin experiencia es no intentar rellenarlo con muchas frases que no aportan información de ningún tipo. Evita toda la información superflua. El CV debe ser claro, conciso e ir al grano, de lo contrario el reclutador puede aburrirse leyendo párrafos extensos que no le ofrecen ningún dato y rechazarte como candidato.
No mientas nunca en los datos aportados con el CV, dado que esto se podría volver en tu contra si acudes a la entrevista de trabajo y has aportado información que no se corresponde con la realidad. (Es decir, si tienes un nivel básico de inglés no puedes decir que lo dominas a la perfección).

Crear tu CV

Ejemplo de CV sin experiencia

En CVmaker te ofrecemos este modelo para que puedas hacer tu CV sin experiencia. Es muy importante que prestes especial atención a la estructura del CV, de forma que toda la información sea visible y clara para el reclutador a simple vista, evitando la información de relleno o la que no aporte valor de ningún tipo al puesto de trabajo para el que te presentas.

Estructura del CV sin experiencia laboral

Datos personales

En este apartado tienes que incluir tu nombre y apellidos, tu dirección, la dirección de tu correo electrónico y un teléfono de contacto en el que estés siempre disponible por si te llama la empresa. Es importante que la dirección de tu correo electrónico sea profesional, para generar confianza en el reclutador, intenta que contenga tu nombre y apellidos y no olvides añadir la dirección de correo electrónico de la empresa a tus contactos o revisar con frecuencia la carpeta spam para no perder ningún correo que puedas recibir por parte de la empresa.

Si tienes un perfil profesional, completo y actualizado, en alguna red social como LinkedIn también puedes añadirlo en este apartado, así como los enlaces a cualquier web o blog que tengas que pertenezca al sector de la empresa en la que te postulas. Si el blog o web es sobre otro tema es mejor que lo omitas.
En cuanto a la fecha de tu nacimiento y tu estado civil, inclúyelos solo en el caso de que ese dato se solicite por la empresa en la oferta de trabajo, de ese modo evitarás posibles discriminaciones.

Puedes incluir en este apartado una breve referencia a tus objetivos profesionales (que no supere un párrafo de 5 frases). Aquí pondrás cuáles son tus expectativas profesionales sobre el puesto concreto y qué puedes aportar a la empresa.

Experiencia laboral
Este es el punto más difícil de completar de un CV sin experiencia. Aquí tienes que incluir las prácticas que hayas hecho en tu centro de estudios o universidad, tanto si han sido obligatorias como voluntarias. También puedes hacer referencia a las becas que hayas obtenido (Séneca o Erasmus), o a cualquier actividad de voluntariado relacionada con el puesto de trabajo al que te postulas.

Educación o Formación Académica
Aquí tienes que poner tu titulación académica. Es suficiente con incluir el título de categoría superior (Por ejemplo, si tienes un título universitario no tienes que hacer referencia a tus estudios en el instituto). Si tienes formación complementaria, como un máster o un doctorado, sí debes incluirlo también en este apartado. Si en tu formación has obtenido excelentes notas, has sido el primero de la clase o tienes alguna matrícula, también es importante que pongas esos datos.

A continuación tienes que añadir todos los cursos que has realizado, así como los seminarios, conferencias a los que hayas asistido relacionados con el trabajo al que optas.
Es preferible que estos datos los pongas en orden cronológico inverso, de forma que aparezcan en primer lugar los cursos más recientes y la información se muestre de forma descendente, hasta los más antiguos. De esta forma el reclutador puede ver en primer lugar los cursos más actuales en los que has participado, ya que este dato es el que más le interesa a la empresa. No olvides poner todos los detalles de los cursos: Centro que ha impartido el curso, horas lectivas, fecha de comienzo y fecha de finalización.

Idiomas y formación continua
En este apartado tienes que incluir tu conocimiento de idiomas, informáticos y técnicos. En cuanto a los idiomas, debes reflejar cuál es tu nivel de conocimiento: básico, medio o avanzado. Si tienes algún título de una escuela de idiomas debes incluirlo aquí, junto con la fecha en que realizaste el curso. Es muy importante no mentir sobre el nivel del conocimiento de idiomas que tengas, ya que en una entrevista de trabajo quedarías en evidencia si dices que hablas fluidamente inglés y al llegar a la entrevista te hablan en inglés y sólo lo dominas a nivel básico.

También tienes que poner aquí tus conocimientos técnicos e informáticos, así como las habilidades duras de las que hemos hablado anteriormente. Por ejemplo: conocimiento y uso de programa informáticos, como paquete Office, manejo de hoja de cálculo o programas de gestión específicos, conocimientos en programación informática u otros conocimientos técnicos que tengas: manipulador de alimentos, manejo de vehículos o maquinaria especial, etc. Ten en cuenta que los conocimientos que tienes que incluir son los que están relacionados con el puesto de trabajo para el que optas, ya que el resto no le van a interesar al reclutador.

Intereses personales y logros
En este apartado tienes que poner tus intereses y aficiones. Si practicas algún deporte y has ganado alguna competición es aquí donde tienes que hacer referencia a ello. También puedes destacar si has viajado mucho o has vivido algún año en el extranjero y has aprendido a hablar un idioma, aunque no tengas el título correspondiente. Además, es aquí donde harás constar tus habilidades blandas, de las que hemos hablado anteriormente, que reflejen tu personalidad y hagan destacar tus perfil personal y tus puntos fuertes: habilidades sociales, de comunicación, de persuasión, capacidad de trabajar en equipo, motivación, creatividad, capacidad para aprender rápido, flexibilidad, etc. Analiza tus puntos fuertes y explica brevemente tus habilidades duras, de forma razonada pero usando sólo una línea para cada una de ellas, evitando poner información de relleno o superflua.

Información adicional
En esta sección puedes añadir cualquier cosa que consideres relevante con relación al puesto de trabajo, por ejemplo: posibilidad de incorporación inmediata en la empresa, flexibilidad horaria, posibilidad de incorporarte en el centro de trabajo de otra ciudad, disponibilidad para viajar, etc.

• Por último, el CV debe de estar firmado y fechado. No olvides actualizar la fecha del CV en consonancia a la fecha en la que solicitas el empleo. Al reclutador le puede dar muy mala impresión un CV que se presenta con la fecha de tres o cuatro meses anteriores, además de que daría la sensación de que estás estancado y no te involucras en una formación permanente.

La carta de presentación y las cartas de referencia

Desde CVmaker te aconsejamos que si vas a presentar un CV sin experiencia añadas siempre una carta de presentación y de referencia.
La carta de presentación tiene que estar redactada por ti mismo. En ella te dirigirás a la empresa y le dirás el motivo por el que te interesa el trabajo y el porqué te consideras el candidato ideal para el puesto. Esta carta debe ser formal y estar lo bastante motivada para que el reclutador te vea como el candidato adecuado y, con ello, te pase a la segunda fase, la de la entrevista de trabajo.

Dado que no tienes experiencia es importante que, además de la carta de presentación, también adjuntes a tu CV varias cartas de referencia. Puedes recurrir a tus profesores, a las empresas en las que has desarrollado alguna práctica o a los responsables de cualquier actividad de voluntariado. Esta carta estará escrita por ellos y en la misma deberán incluir las actividades que has realizado y cuáles han sido tus logros, así como cuál es tu actitud frente al trabajo y los aspectos más positivos de tu personalidad. La carta deberá contener un teléfono de contacto o dirección de correo electrónico de la persona que la firma por si el reclutador considera que tiene que recabar más información sobre ti.

Consejos finales para redactar el CV sin experiencia perfecto

• Presta mucha atención a los detalles para que tu CV sea perfecto. Elige un papel con buen gramaje y evita todo tipo de mancha o arruga en el CV, ya que esto puede ser motivo para que el reclutador te descarte de inmediato.

• Ten mucho cuidado con las faltas de ortografía, un CV con faltas de ortografía también es descartado por completo, por muy bueno que sea su contenido.

• Opta por una letra para el texto del CV formal y sobria, que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeña. No intentes llamar la atención en este aspecto, y centrate en cuidar al máximo el contenido del CV, que es lo que le interesa al reclutador.

• Utiliza siempre en tu CV un lenguaje formal y profesional.

Evita frases de relleno e información irrelevante. Céntrate en los datos que son importantes para la empresa y en el modo en que tú puedes encajar en el puesto de trabajo y en destacar otras capacidades y habilidades complementarias que te hacen el candidato idóneo.

• Redacta el CV en orden cronológico inverso, de forma que el reclutador pueda ver primero tus últimos cursos, formación o prácticas realizadas.

• Sé claro, conciso y directo. Un CV perfecto no excede nunca de dos página. En tu caso, si no tienes experiencia aunque sólo tenga una página también es correcto.

Si sigues estos consejos, te resultará muy fácil hacer un CV sin experiencia con un perfil profesional que destaque del resto de los candidatos. Para ayudarte en tu tarea, en CVmaker ponemos a tu disposición numerosas plantillas de CV y modelos de carta de presentación, para que redactes un CV perfecto y profesional, con el que conseguirás el puesto de trabajo que deseas.

Crear tu CV

Entradas relacionadas

Más de 112.872 usuarios hicieron un cv

Con el creador de CV, puede crear rápida y fácilmente un CV distintivo y profesional en 15 minutos que se destaque.

Crea tu CV

65% más de probabilidad de encontrar trabajo